Arquitectura y diseño: tendencias 2021 - Macael el Marmol

Arquitectura y diseño: tendencias 2021

Arquitectura y diseño: tendencias 2021

Cómo será la arquitectura y el diseño en la nueva normalidad

By Randy Fiser, Daniel Germani y José Ángel Ferrer

“Cuanto más amplio sea nuestro conocimiento de la experiencia humana, mejores diseños tendremos”. Steve Jobs, el magnate estadounidense, cofundador y presidente ejecutivo de Apple, aplicaba esta afirmación al mundo de la informática. Hoy, tras una situación en la que se ha puesto en jaque la propia existencia humana, expertos del campo de la arquitectura y el diseño coinciden en que la investigación, el examen de las debilidades y la innovación en materiales, serán los retos a los que los profesionales de este mundo se deberán enfrentar para conocer las tendencias en arquitectura y diseño en 2021.

En primer lugar, Randy Fiser, CEO de la American Society of Interior Designers, ASID, cree que, aunque llevará años entender cómo las personas querrán vivir y trabajar tras el Covid-19, los diseñadores deberán usar la investigación como herramienta para guiar las decisiones de diseño y vida y potenciar su trabajo, en apoyo a esta nueva situación. Considera que, tanto la salubridad de los espacios que habitamos, como la innovación en materiales que no difundan virus y sean fácilmente lavables, serán componentes clave. Asimismo, asegura que las superficies tendrán un rol muy protagonista y sus cualidades higiénicas serán tan importantes como las estéticas. Según Fiser, “las características saludables de un material como la piedra natural, no solo respaldan los principios de diseño biofílico sino que, verdaderamente, brindan importantes beneficios para sus ocupantes”, una necesidad muy latente actualmente.

 

Daniel Germani, director creativo y fundador de Daniel Germani Designs, cree también que “la pandemia que nos está azotando traerá cambios en el modo de diseñar y de pensar en cuanto al uso de materiales”. Para Germani, éste “es un período de introspección, de análisis y de replanteo donde, más que nunca, la coyuntura que estamos viviendo, ha resaltado lo que estamos haciendo bien, y lo que estamos haciendo mal”.

José Ángel Ferrer, arquitecto español y director del estudio Ferrer Arquitectos, lo tiene claro. “El problema de la vivienda continúa siendo una asignatura pendiente de esta sociedad. La mayoría de las personas no viven en viviendas que reúnan las mínimas condiciones para conseguir un estado de bienestar psicológico y físico adecuado”. Afirma que el Covid-19 ha evidenciado que “en muchas viviendas, las personas tienen que hacer contorsionismo para captar algunos rayos de sol durante unos minutos al día” y que se debe hacer “un mayor esfuerzo para buscar soluciones habitables más dignas y satisfactorias”.

En este sentido, Randy Fiser, coincide con esta opinión considerando que la pandemia “tendrá un profundo impacto en la industria del diseño”, ya que “las personas confinadas en sus hogares, han podido comprender que el diseño, realmente, importa”. El directivo de la sociedad que, con 25000 miembros, se centra en la investigación y la promoción de la profesión para demostrar que el ‘diseño impacta vidas’ asegura que muchos de sus miembros, de pequeñas y grandes empresas, tienen ahora, más trabajo que nunca. “Es probable que muchos propietarios tengan la necesidad de reformar su casa debido al mucho tiempo que han pasado en ella y, de cara al que podrían pasar, a medida que el teletrabajo se instaura”. Vaticina, basándose en esta experiencia, que una de las prioridades del consumidor será la apreciación del confort, además del uso de texturas que fomenten la serenidad y, de colores, que aporten tanto calma como energía.

Germani, por su parte, quien no se identifica con el uso de la palabra tendencia, sino que prefiere explorar lo que falta en el mercado y por qué, para desarrollarlo, piensa que “los colores saturados están tomando una envión muy fuerte”. Esta visión se evidencia maravillosamente en su trabajo a través de la colaboración en la creación de colecciones de colores para Dekton by Cosentino, así como en su línea de mobiliario.

 

Otro aspecto de gran relevancia en esta nueva normalidad, en cuanto a tendencias en arquitectura y diseño para 2021, y dada la expansión de la digitalización en el mundo, es la reconciliación con lo natural. Según el arquitecto español, “se va a potenciar la mirada a la naturaleza y productos como la piedra natural encajarían dentro de esta vuelta a lo natural. El interés por el mármol y la piedra ha existido siempre, sin embargo, su valor diferencial depende de la forma en que la usemos y del diseño que le apliquemos”. Ferrer, ejemplifica su creencia con la experiencia trabajando con la Marca Macael en el desarrollo del edificio Pitágoras, y resalta, como una buena referencia reciente de las muchas posibilidades y nuevas formas de aplicación del mármol, el edificio de viviendas, Lagasca 99 en Madrid, de Rafael De la Hoz. Para él, es necesario “investigar en valores contemporáneos que hagan de la piedra, un material sorprendente en cada momento y completamente contemporáneo”.

 

 

Bajo la filosofía de que el buen diseño debería ser siempre honesto e inspirador, Daniel Germani, incluye a los materiales nobles como parte de ella. “Las imperfecciones de los materiales naturales es lo que hacen que sean perfectos. La belleza está en lo imperfecto, está en la vena de un mármol que se cruza de lado a lado con combinaciones de colores irrepetibles, está en un cambio de color debido a la oxidación, en los miles de años que ha llevado crear cada una de las variedades de mármol, en gestos que sólo la naturaleza puede crear”. Sabe que el coste y la manutención hacen que, para ciertas aplicaciones, el cliente piense en otras alternativas, aunque el mármol y la piedra natural han tenido y seguirán teniendo, un rol fundamental en la historia de la arquitectura y del diseño.

En cuanto al diseño estructural de viviendas, es clara otra de las tendencias en arquitectura y diseño para 2021: la disposición de «terrazas o espacios donde, el aire libre y el soleamiento, puedan disfrutarse diariamente sin salir de casa”, advierte Ferrer quien, precisamente, está llevando a cabo el diseño de un edificio de viviendas de ocho plantas en Madrid con pequeñas terrazas-huertos en cada vivienda. Se trata del concepto edificio-jardín donde los pequeños jardines cumplen la doble función de contacto con la naturaleza y la capacidad para el cultivo de autoconsumo de una familia media durante todo el año.

En definitiva, y tomando como referencia la situación vivida, es importante no perder de vista que “el cliente final hoy, es un cliente mucho más informado en cuanto a las propuestas que existen y esto, supone un desafío. Un cliente que, en general, ha hecho su investigación, que sabe de antemano qué es lo que quiere”, resume Germani. Por ello, Randy Fiser, anima a los profesionales a ser un buen recurso para los usuarios. “Incluso aunque los clientes o potenciales clientes no estén presentes todavía, compartir artículos relevantes, publicar proyectos que puedan inspirarlos y simplemente, escuchar sus necesidades, harán que, cuando estén listos para un proyecto, seas la primera llamada que hagan”.

Y, sobre todo, “mirar al futuro con optimismo”, una perspectiva que, de la mano de José Ángel Ferrer, invita a ser profesional, honesto y vivir con responsabilidad, pero nunca con miedo. “De esta situación saldremos, pero nos va a llevar algunos años recuperarnos y alcanzar el tono adecuado. Cuanto antes nos pongamos a ello, mucho mejor”.

Descubre más tendencias en arquitectura y diseño para 2021 en nuestra revista ‘Mármol / Architecture & Design’.